jueves, 5 de enero de 2012

Mantener la salud todo el año

¿quedaste sin ganas de hacer cosas?

Pedí ayuda a un psicólogo o psiquiatra

"El balance del año y las conclusiones también pueden generar en algunas personas alteraciones psíquicas que deben ser atendidas y valoradas. Tal situación, sumada a los excesos, representan directamente una intoxicación del organismo. Muchas personas dicen sentirse permanentemente cansadas, sin ganas de hacer cosas... Si la situación se extiende en el tiempo, conviene consultar también a un psicólogo o psiquiatra para develar la causa de la sensación y conseguir respuestas que ayuden a llevar una vida más plena y con más salud", recomendó Gabriela Feldman.

Optá por un estilo de vida moderada

Podés festejar sin caer en excesos

Se puede festejar y divertir sin cometer excesos, manteniendo una vida de cuidado todo el año y no sólo después de las fiestas. No se trata de prohibir, sino de ejercitar la moderación, que siempre da mejores resultados. La ateroesclerosis -por ejemplo- es una enfermedad relacionada con los excesos de tabaco, grasas, alcohol y azúcares, con el sedentarismo y el sobrepeso. Cuando la ateroesclerosis ya está establecida, muchas veces suele ser tarde para remediarla. Se perdió un tiempo más que valioso para decidir y actuar. Lo mejor es optar por un estilo de vida moderada.

La ansiedad te impulsa a comer mucho

aprendé una nueva conducta alimentaria

Las emociones ofician de gatillo o disparador a la hora de elegir qué comer y la cantidad. Angustia, depresión, tristeza, melancolía, felicidad, alegría, etc., desencadenan estados de ansiedad que llevan a exagerados deseos de comer. Es importante que las personas que reciben tratamiento nutricional estén informadas al respecto. "Tienen que reconocer y aceptar que bajo estos estados anímicos de la vida diaria aparece el deseo de comer, y que para vencer esa tentación tienen que modificar su conducta alimentaria, aprender a comer adecuadamente"