miércoles, 30 de mayo de 2012

Buscan crear agrupación anti-transgénicos


El día de hoy en esta ciudad se llevó a cabo una reunión peninsular en la que se contó con la participación de representantes de organizaciones, empresas comercializadoras y cooperativas apícolas de los tres Estados que conforman la Península de Yucatán, encuentro que sirvió con miras de la conformación del grupo colegiado para la iniciativa Quintana Roo, Zona Libre de Transgénicos. Este evento se llevó a cabo en las instalaciones de la organización “Apicultores Mayas de Mani” y contó con la participación de representantes del Programa de la las Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD Chetumal; así como representantes del Colegio de la Frontera Sur; Fundación Produce; Sistema Producto Miel y la Dirección General de Educación Técnica, DGTA de la SEP.
Asimismo, también asistieron empresarios exportadores de miel de abeja de Yucatán, Chiapas y Campeche, así como representantes de productores del dulce de ambos Estados, incluidos municipios de Quintana Roo como los de Lázaro Cárdenas, Othón P. Blanco, Bacalar, José María Morelos y Felipe Carrillo Puerto.
Durante este encuentro  fueron analizados los problemas que enfrentan los productores de miel de abeja ante los daños causados por cultivos experimentales de soya transgénica en los Estados de Chiapas, Campeche, Yucatán y Quintana Roo.
Se habló principalmente de efectos primarios y secundarios de la siembra de transgénicos como la soya y el maíz, que son por un lado la afectación a los mantos freáticos, a las enfermedades por la ingesta de agua contaminada y por otra parte a los daños que se le causa al medio ambiente, considerando que afecta demás los montes bajos, las selva medianas y selvas altas, principalmente.
Enfocados en esta problemática, los representantes de las organizaciones participantes coincidieron en la necesidad de hacer un frente común para conformar un grupo colegiado para la Iniciativa Quintana Roo Zona Libre de Transgénicos que incluyen a los Estados del Sureste del país.
Por lo que se pretende entre otros trabajos, promover la modificación y adecuación a las leyes del medio ambiente.
Otra temática de la reunión fue acerca de los grandes problemas que enfrentan la comercialización y exportación del producto por la contaminación de miel por soya transgénica producida en cultivos experimentales; los grandes intereses que trae la empresa Monsanto que prevé algo así como 260 mil hectáreas de soya transgénica para este año en la cuenca potosina, Chiapas, Yucatán, Campeche y Quintana Roo.
De igual forma destacaron que los cultivos de maíz transgénico que por alguna causa de polinización provoque un hibrido en cultivos vecinos, estos se obligan a pagarles cuantiosas cuotas a la empresa transnacional, lo cual han permitido al momento las cámaras de diputados y de senadores así como las legislaturas locales.
Aunque el actual Gobernador Roberto Borge Angulo ha dicho que no permitirá la siembra de transgénicos en Quintana Roo, existen evidencias en el sentido de que desde años atrás se han realizado cultivos experimentales, igualmente dañinos a la salud pública y al medio ambiente.
En su intervención, el representante de Yucatán, Federico Barron Autrique, señaló que el Gobierno de esa entidad ya ha iniciado acciones que dan indicios de favorecer a la producción y comercialización del producto en   buena calidad, al definir su política en contra de la siembra de soya transgénica.
Es así que en esta reunión se tomaron importantes decisiones que sin duda van a conformar el documento final que será enviado al Gobierno Federal para lograr seguramente una declaratoria de una zona libre de Transgénicos, lo cual sin duda tendrá que llevar algún tiempo, que sin embargo existe la confianza de que si se podrá lograr en beneficio de más de 30 mil productores de miel de abeja en la Península de Yucatán, donde la apicultura representa una actividad que genera divisas al país y contribuye a mejorar la economía de las familias campesinas.

www.iberonat.com