miércoles, 30 de mayo de 2012

La ciberguerra contra Irán se intensifica con un nuevo virus


La ciberguerra que libran algunos países contra Irán podría haber entrado en una nueva fase. Varios expertos en seguridad informática desvelaron la detección de un potentísimo virus que ha estado robando información de los sistemas informáticos de Irán y varios países árabes de Oriente Próximo. Descrito por los ingenieros de Kaspersky Lab -el fabricante ruso de antivirus- como "el ciberarma más sofisticada utilizada hasta ahora", los expertos creen que el virus ha sido desarrollado con apoyo estatal y es parte de una estrategia deliberada para apoderarse de secretos de Estado en la región.
zoomGráfico que describe el funcionamiento del programa Flame.
Gráfico que describe el funcionamiento del programa Flame.
Irán no ha tardado en acusar a Israel de estar detrás del virus, bautizado como Flame (llama). Una tesis nada descabellada, teniendo en cuenta que fueron ingenieros israelís y estadounidenses los que crearon hace unos años el Stuxnet, según varios medios internacionales, un virus que dañó las centrifugadoras de la planta de enriquecimiento de uranio de Natanz. También en esta ocasión, el Estado judío ha jugado a alimentar la sospecha, una estrategia que le permite ensalzar su poder de disuasión. "Es muy posible que cualquiera que se tome en serio la amenaza iraní emplee diversos medios, incluido este, para aplacarla", dijo el ministro de Asuntos Estratégicos israelí, Moshe Yaalon.
Teherán lleva algún tiempo enviando señales de alerta. Después de constatar que los ciberataques a su sector energético se han incrementado en los últimos dos años, a finales de abril anunció una intromisión de hackers en los ordenadores del ministerio del Petróleo. A diferencia del Stuxnet, concebido para infectar ciertos sistemas de forma selectiva y provocar un mal funcionamiento, los expertos sostienen que el propósito del Flame es el robo de datos a gran escala y la interceptación de comunicaciones.
"Esto es como el espionaje de la vieja escuela. Llévate todo lo que puedas y después rebusca a ver qué encuentras", ha dicho Vitaly Kamluk, el principal especialista en malware de Kaspersky Lab, la compañía que ha detectado el virus. "Esto indica que hay un Estado detrás con suficiente capacidad para procesar el material", añadió. Según sus investigaciones, el virus ha infectado hasta ahora a 380 sistemas. Casi 190 están en Irán, pero también en los Territorios Ocupados Palestinos, Sudán, Siria, Líbano, Arabia Saudí y Egipto, por este orden.
Kalmuk cree que lo más probable es que el virus haya sido introducido en los ordenadores atacados a través de un USB u otro dispositivo externo. Una vez insertado, el virus se conecta con diversos servidores y, si es necesario, descarga nuevos módulos. Israel mantiene desde hace varios años una guerra encubierta con Irán por las sospechas que despierta su programa nuclear, una guerra marcada por los sabotajes y los asesinatos terroristas de científicos iranís.

www.iberonat.com