lunes, 28 de mayo de 2012

los gobiernos representan la mayor amenaza para Internet

Al habla el presidente de Google durante el discurso que dio esta semana en el Museo de Ciencia de Londres. Schmidt habla con dureza del futuro que le espera a la red situando a los gobiernos como el principal actor. A su juicio, el aumento de la censura y los delitos en la red que acometen muchas naciones en la actualidad representan la mayor amenaza para el futuro de la red.
Las palabras de Schmidt suenan a un futuro difícil para la red, un estado donde Internet será vulnerable al menos durante los próximos 10 años y donde, a su juicio, todos los nodos de la red pública deberán actualizarse para protegerse contra los delitos ya que “la red se construyó sin criminales en la mente”. Según el jefe de Google:
A pesar de las amenazas que provienen de los individuos e incluso de grupos de personas, el mayor problema serán las actividades que se derivan de las naciones que buscan hacer daño. Es muy difícil identificar el origen de la delincuencia cibernética y detenerlo.
La locución de Schmidt tuvo lugar en la propuesta lanzada esta semana por la compañía, iniciativa que busca enviar maestros a las escuelas en el Reino Unido para enseñar ciencias de la computación y propulsar así la industria. Aún así, parte de su discurso derivó en la preocupación por la red. El hombre habló también de la permanencia de nuestra información en Internet y el impacto de esta sobre los usuarios individuales en el futuro:
El hecho de que no exista un botón de borrar en Internet obliga a optar por políticas públicas que nunca habíamos imaginado. Antes, una acusación falsa sobre nuestra juventud solía desaparecer, y ahora puede permanecer para siempre.
Sobre la censura, Schmidt advierte que son los gobiernos los que marcan la pauta:
Existe un aumento preocupante de la censura online en los gobiernos. De una década a la actualidad se ha reforzado. A través de filtrados, los gobiernos podrían crear su propia “web”, un espacio donde la gente vea la información online de manera muy diferente dependiendo que quién y donde se encuentren sin que nadie sepa lo que ha sido censurado. No se equivoquen, esta es una lucha por el futuro de la web, y no hay lugar para la complacencia.
Luego el discurso derivó en la enseñanza y la importancia de que las escuelas se volcaran en el estudio de la programación. Schmidt finalizó explicando su punto de vista:
Los avances tecnológicos no pueden suceder sin científicos o ingenieros. El desafío de la sociedad es equiparar a las suficientes personas, con las habilidades correctas y formas de pensar, que lleguen a trabajar en los problemas más importantes.
Aquí es donde entra en juego la educación. Los grandes científicos son una raza rara, así que cuanto más se estudie ciencia, mayor será la probabilidad de encontrar a aquellos para los que se convierta en una vocación.
www.iberonat.com