lunes, 4 de junio de 2012

El Boalo aprueba la creación de un centro de coworking, y declara el municipio como libre de transgénicos


El pasado jueves 31 de mayo se celebró en en Ayuntamiento de El Boalo el correspondiente Pleno ordinario con una nutrida asistencia de su vecindad. De dicho Pleno se destaca:
La aprobación del Reglamento de Participación Ciudadana, que establece los canales necesarios para el intercambio de información y propuestas entre las entidades y ciudadanía del municipio y sus gobernantes, que tienen como uno de sus objetivos principales garantizar que cualquier persona pueda participar en la gestión municipal. Para ello se contará con consejos y asambleas vecinales que representen ampliamente a los diversos sectores sociales del municipio, a quienes se les invitará a participar en la gestión de los sectores de su interés y en el presupuesto municipal, entre otros asuntos.
También se acordó la apertura de un Centro Compartido de Empresas Municipal en el Edificio Público de la Plaza Mayor de Cerceda, que compartirá sus funciones administrativas con un espacio de trabajo compartido, que generará colaboración entre las empresas que opten por desarrollar sus proyectos allí. En breve se pondrán a disposición ocho despachos de diferentes dimensiones a través de un concurso público, que se verán complementados por otros espacios comunes como salón de actos, aula de formación, sala de reuniones, despacho para atención puntual de servicios, office y laboratorio de experiencias empresariales, con el fin de generar un ecosistema creativo e innovador propio de la emergente cultura de coworking, siempre dentro del marco normativo que las administraciones tienen obligación de velar. El coworking triunfa con fuerza en el actual contexto socioeconómico global dada la dimensión de colaboración internacional que le está caracterizando. Esta cultura de trabajo favorece unas condiciones de ahorro en el gasto de determinados servicios al compartir su uso. La estancia de estos proyectos se evaluará con el fin de impulsar su desarrollo y asegurar su rentabilidad, siendo su permanencia máxima en el centro de tres años, a partir de los cuales debe trasladarse a otro espacio de trabajo de carácter privado.
También se aprobaron dos de las ocho mociones presentadas por los grupos políticos, la primera contra el tarifazo del transporte en la Comunidad de Madrid y la segunda declarando al municipio libre de transgénicos.

http://www.iberonat.com