jueves, 26 de enero de 2012

Inspectores del OIEA examinan dos reactores japoneses detenidos por revisión

Un equipo del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) inició hoy el examen de dos reactores detenidos por revisión en la central nuclear japonesa de Oi para certificar la validez de las pruebas de resistencia a las que fueron sometidos.
La visita de los inspectores de la OIEA a la planta, que arrancó a primera hora de la mañana, se prolongará aproximadamente hasta las 16.00 hora local (7.00 GMT), confirmó a Efe el Ministerio de Industria nipón.
Los inspectores deben revisar las pruebas de resistencia realizadas por la operadora de la central, Kansai Electric Power (KEPCO), mediante simulaciones por ordenador sobre los reactores 3 y 4, detalló por su parte la agencia Kyodo.
Los controles de resistencia, obligatorios tras el accidente en la central nuclear de Fukushima, deben establecer si los sistemas de seguridad protegerían las barras de combustible nuclear de los reactores en caso de terremotos, tsunamis o cortes en el suministro eléctrico.
La inspección se produce después de que la Agencia de Seguridad Nuclear japonesa (NISA) compilara un informe que daba validez preliminar a estas pruebas.
Tras la revisión de hoy, la NISA concluirá su estudio en torno a febrero y ambos reactores serán entonces revisados por la Comisión de Seguridad Nuclear de Japón.
Posteriormente, el primer ministro nipón, Yoshihiko Noda, y los ministros implicados decidirán si reiniciarlos o no, pese a que el gobierno local se ha mostrado en contra al aducir que las pruebas de resistencia no estiman correctamente los riesgos de un desastre natural.
Por otra parte, la central nuclear de Shimane detendrá hoy, por revisión regular, el único reactor que conserva operativo, lo que implica que Japón tendrá solo 3 unidades en funcionamiento de las 54 que posee.
Para finales de abril esos tres reactores, que corresponden a las centrales de Takahama, Kashiwazaki-Kariwa y Tomari, también estarán detenidos para pasar sus revisiones regulares, por lo que el país asiático podría no tener ninguna central nuclear operativa a partir de esa fecha.
De momento, ninguno de los reactores detenidos en Japón, bien por seguridad o bien por revisión regular, tras el accidente en Fukushima ha sido reactivado, y el país ha optado por generar gran parte de la electricidad en sus centrales térmicas
www.iberonat.com