martes, 29 de mayo de 2012

diligencias por el brote de bacteria en Carlos Haya

La Fiscalía Provincial de Málaga ha decidido investigar el brote de 'klebsiella pneumoniae' detectada en el Hospital Carlos Haya. Ayer había diecisiete pacientes afectados, de los que dos estaban infectados por la bacteria y los 15 restantes, colonizados (tenían el germen pero no habían desarrollado la infección). El fiscal jefe de Málaga, Juan Carlos López Caballero, ha procedido a incoar diligencias de investigación penal para esclarecer los hechos ocurrido en Carlos Haya con la 'klebsiella'.
La Fiscalía ha tomado esa determinación a raíz de una denuncia presentada por la Asociación El Defensor del Paciente, interpuesta por su abogado en Málaga, Francisco Damián Vázquez. El letrado denunció los hechos al tener su asociación constancia del brote de la bacteria y, posteriormente, hubo una ampliación de ese requerimiento tras producirse las muertes de dos pacientes afectados por la 'klebsiella pneumoniae', ocurridas el lunes y el martes pasados.
La comisión de mortalidad, en una reunión celebrada el jueves, aseguró que el fallecimiento de esos dos enfermos no guardó relación con la bacteria, sino con el grave padecimiento de base que sufrían.
El letrado Francisco Damián Vázquez indicó que se amplío la denuncia ante la Fiscalía por «dos supuestos delitos de homicidio por imprudencia médica profesional». El abogado añadió que varios familiares de los enfermos afectados por el germen infeccioso se han puesto en contacto con la Asociación El Defensor del Paciente con el objetivo de presentar una reclamación contra el Servicio Andaluz de Salud (SAS).
Colaborar con la Justicia
Fuentes de Carlos Haya aseguraron a este periódico que el «hospital, como siempre hace, está a disposición de la Justicia y colaborará con la Fiscalía entregándole toda la información y documentación que solicite sobre el caso de la 'klebsiella pneumoniae'.
La 'klebsiella' es un germen que está en la comunidad, ya que vive en la vía intestinal de las personas. En enfermos en situación crítica, con estancias prolongadas y en tratamiento con antibióticos, el germen puede cambiar y originar un patrón de resistencia al tratamiento.
Las infecciones nosocomiales por agentes patógenos oportunistas existen en todos los hospitales como consecuencia de la frecuencia en la utilización de antibióticos que favorecen su resistencia, además de la manipulación intensiva (ventilación asistida, nutrición parenteral, canalización de vías centrales) en pacientes con una situación extremadamente delicada. Se estima que el 7 por ciento de los enfermos hospitalizados contraen una infección nosocomial.
www.iberonat.com