martes, 29 de mayo de 2012

Los padres narran los episodios de intoxicación de los niños de una guardería

Los padres de unos niños, a los que se les habría suministrado Trankimazin en una guardería de Vigo en marzo de 2010, han narrado hoy ante el juez los síntomas de intoxicación que observaron en el momento de recoger a sus hijos.
El juicio se inició ayer en la sección quinta de la Audiencia Provincial de Pontevedra con la declaración de N.V.G., la cuidadora imputada por un delito contra la salud pública y por cinco de lesiones, para la que el fiscal solicita 14 años de cárcel y que negó los hechos.
Uno de los padres que declaró hoy reconoció que había temido por la vida de su hijo, que permaneció cinco días ingresado en el hospital, dos de ellos en la Unidad de Cuidados Intensivos.
Según su relato, el niño estaba "casi vegetal", "como un trapo", "como si estuviera drogado" y hasta dos o tres horas después no le pudieron decir que el pequeño presentaba los síntomas de una ingesta de antidepresivos.
También declaró la madre de una de las niñas afectadas, que explicó que se había dado cuenta de que su hija estaba muy mal en el momento de recogerla en la guardería, que se reía de forma histriónica, "como si estuviera loca", movía mucho la cabeza y, al llegar a casa, no se mantenía sentada y tenía la mirada perdida.
La madre de la pequeña, que permaneció después cuatro días en el hospital, dijo que su hija tenía los ojos brillantes, entornados, babeaba y no aguantaba la cabeza
www.iberonat.com