miércoles, 6 de junio de 2012

¿Adelgazan los test de intolerancia alimentaria?


Los test de intolerancia alimentaria están de moda. Seguro que has oído hablar de ellos, e incluso, puede que alguien te garantice que sirven para adelgazar. .

Los test de intolerancia alimentaria no sirven para adelgazar

"No sirven para adelgazar. Será una dieta hipocalórica, la actividad física y la modificación de estilo de vida lo que permitirá al paciente obeso adelgazar". Nos lo garantiza Eduardo Morejón, de la Unidad de Nutrición y Salud deClínica Londres.
Las intolerancias desencadenan un proceso lento y difícil de detectar
Lo primero que debemos saber es qué es una intolerancia alimentaria. Juan Ramos, de la Clínica de Nutrición Madrid, nos indica que: "son reacciones adversas del organismo hacia alimentos que no son digeridos o metabolizados completa o parcialmente."No son, por tanto, alergias, estas producen una reacción inmediata del sistema inmune, las intolerancias desencadenan un proceso más lento y más difícil de detectar".
El doctor Morejón nos describe esos síntomas:
  • Digestivos: intestino irritable, estreñimiento, diarrea, flatulencia, cólicos
  • Piel: Eccemas, rosácea, acné
  • Musculares: Mialgias, artralgias
  • Psicológicos: Astenia, ansiedad
Si buceamos en el mercado sanitario que ofrece este tipo de prueba, comprobamos que existen multitud de centros que la realizan. Lo más habitual es hacerla a partir de una muestra de sangre, pero también existen centros que realizan el test basándose en las frecuencias que provocan los alimentos en nuestro organismo. Los precios varían muchísimo, desde los 30 a los 300 euros.
Antes de confiar en un centro, se debe comprobar que la prueba está homologada por la consejería de sanidad de turno y que la clínica cuenta con los permisos necesarios para llevar a cabo pruebas médicas.

La dieta después de un test de intolerancia

No hay tratamiento farmacológico para las intolerancias
Según Juan Ramos " No hay tratamiento farmacológico para las intolerancias. El mejor es eliminar los alimentos que las originan. Algunas de ellas son de origen genético o metabólico y permanecen durante toda la vida, pero la mayoría se corrige al eliminar el medicamento que la causa y, al cabo del tiempo, se puede recuperar su consumo."
Los alimentos que suelen causar más casos de intolerancia son, según el doctor Morejón, los lácteos, el huevo, los frutos secos y algunos cereales.

¿Quién necesita un test de intolerancia alimentaria?

Como ya hemos dicho antes, las intolerancias alimentarias no tienen nada que ver con la obesidad, después del test no se adelgaza. Es más, normalmente, en palabras de Morejón: "Están más indicados en pacientes con problemas nutricionales de otra índole y que, en genera, están delgados o malnutridos".

http://www.iberonat.com