jueves, 14 de junio de 2012

Incremento de riesgo de muerte súbita en pacientes psicóticos y depresivos: un llamado de atención para cardiólogos

Estudios publicados en los últimos años han sugerido que los agentes antidepresivos y antipsicóticos podrían incrementar el riesgo de muerte súbita. En un estudio realizado en Finlandia y publicado recientemente en European Heart JournalHonkola et al. de la Universidad de Oulu, encontraron que las personas que utilizan antidepresivos y antipsicóticos tienen un riesgo mayor de padecer una arritmia mortal durante una evento coronario agudo. 

El estudio finlandés forma parte del proyecto FinGesture, diseñado para comparar los perfiles genéticos y otros factores de riesgo en víctimas de muerte súbita cardiaca. Para ello, entre 1998 y 2009 se recabaron datos de 2 732 personas con muerte súbita fuera del hospital y, en todos los casos, se confirmó mediante autopsia, la muerte súbita cardiaca durante un evento coronaria agudo.
Por otro lado, el grupo de control estaba compuesto por 1 256 pacientes tratados que sobrevivieron un infarto agudo de miocardio. Los investigadores observaron que 9.7 por ciento había tomado antipsicóticos, en comparación con 2.4 por ciento del grupo de control. En el caso de los antidepresivos, el 8.6 por ciento de los pacientes del grupo de muerte súbita los había consumido (frente al 5.5% del grupo de control). Además, los resultados demostraron que la combinación de fenotiazinas y antidepresivos se asocia con un riesgo elevado de muerte súbita.
Reportaron además que las diferencias en el uso de medicamentos psicotrópicos entre ambos grupos eran considerables una vez ajustado el uso de medicamentos cardiovasculares, como la aspirina, medicación beta bloqueadora e inhibidores de enzima convertidora de angiotensina (ECA). Las víctimas de muerte súbita cardiaca utilizaban tanto antidepresivos tricíclicos como antipsicóticos con mayor frecuencia, pero no se detectó un uso excesivo considerable de inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina ni de antidepresivos. Esto sugiere que el motivo de la asociación con muerte súbita no fue el trastorno mental en sí mismo, sino los medicamentos utilizados para el tratamiento de estos pacientes.
Es sabido que algunos medicamentos antipsicóticos producen una prolongación del intervalo QT en los electrocardiogramas, lo que puede generar arritmias ventriculares polimórficas y muerte súbita.
Los usuarios de medicamentos psicotrópicos representan una población de alto riesgo cardiovascular debido a que presentan un mayor riesgo de sufrir efectos proarrítmicos a causa de los medicamentos usados para su tratamiento y además tienen una mayor presencia de factores de riesgo cardiovasculares convencionales. Se sabe que estos pacientes tienen una mayor prevalencia de diabetes, hipercolesterolemia, hipertensión y vida sedentaria.
Este estudio recalca la necesidad de que los cardiólogos y los psiquiatras establezcan vínculos entre ambas especialidades, para evaluar estos pacientes de manera sistemática y determinar la presencia de factores de riesgo cardiovasculares y si es necesario derivarlos al cardiólogo en forma temprana.

http://www.iberonat.com