lunes, 18 de junio de 2012

Productos para alérgicos, en la feria Salaia de Madrid

El segundo salón de productos y servicios para alergias e intolerancias alimentarias, Salaia, que tiene lugar este fin de semana en Madrid, reúne gran cantidad de productos valencianos como chocolates, bollería y pastas, dirigidos al porcentaje de la población que se encuentra en esta situación. 

En concreto, un paseo por el salón da al visitante la posibilidad de encontrarse con soluciones como un chocolate a la taza que sólo contiene "cacao, azúcar y harina de arroz". Es el caso de la empresa valenciana Chocolates Benavent, que desde 1925 utiliza la misma receta para su chocolate "libre de alérgenos". 

Así lo ha destacado a Europa Press la directora de calidad de la firma, Ana Julia González, quien además ha indicado que el perfil del consumidor de este chocolate es generalmente un alérgico al gluten, pero también aquel que lo es a la lactosa o a los frutos secos, ya que el chocolate "no tiene ninguno de estos alimentos". 

El recorrido por el salón, inundado de aroma a dulce y chocolate, hace detenerse en algunos stands de la feria, que llenan sus escaparates con napolitanas, galletas y croissants aptos para celíacos y alérgicos a la lactosa. 

Stopgluten, además, hace hincapié no sólo en la importancia de la bollería dedicada a los alérgicos al gluten, sino en "el valor artesanal y natural", de productos como los valencianos Massabo, controlados por la asociación de celíacos de Valencia. 

Para la responsable, Beatriz Mateo, los productos que más llaman la atención son los hojaldres, porque "son lo más difícil de encontrar". Además, ha destacado que como se adaptan a la demanda del cliente, pueden innovar en función de la necesidad que les transmiten sus clientes, lo que ha alumbrado, por ejemplo, que comercialicen churros, pan de hamburguesa y panes con semillas. 

Horchata bio y bebidas de arroz

Las bebidas tienen también su hueco en este salón, y la horchata bio y las a base de arroz, almendras, avena y soja adquieren un protagonismo especial para los alérgicos tanto a la lactosa, como a los intolarantes y alérgicos a la proteína de la leche. 

En opinión de Elisabeth Blancas, de Liquats Vegetals, cada vez más gente está descubriendo su intolerancia a la lactosa y al gluten, y se acerca a las bebidas a base de soja o almendras, y también aquellos que lo hacen porque quieren "un sustituto a la leche de vaca y un aporte alimenticio adicional". 

El producto valenciano por excelencia, la horchata, tiene una versión bio en esta feria, una "apuesta" por los productos naturales, que comercializa Biogran, y que además trabaja con productos que no contienen ni huevo, ni leche ni sus derivados. 

Según ha destacado su director comercial, Josep Salas, gran cantidad de los productos se comercializan en Valencia y en Castellón desde hace más de veinticinco años, y se destinan a una amplia variedad de alergias, incluso a los frutos secos y al látex.http://www.iberonat.com