martes, 19 de junio de 2012

Se confirmó el dóping de Médici y se le abrió la puerta a Richeze


La decisión que debía tomar el cuerpo técnico de la Federación Argentina de Ciclismo de Pista y Ruta (FACPyR) para elegir al representante del país en las pruebas de ruta -pelotón y contrarreloj- en Londres 2012 fue más fácil de lo que se presumía dos semanas atrás. Porque si bien Maximiliano Richeze y Matías Médici eran los principales candidatos, la confirmación del dóping de este último en la prueba Rutas de América, en Uruguay, le dio a Richeze la posibilidad de participar desde el 28 de julio en sus primeros Juegos Olímpicos. Y a Sebastián Haedo, quien corría con menos chances, el lugar de suplente.
Así, el ciclismo completó su lista de representantes, en la cual ya estaban Walter Pérez (ómnium en pista), Ernesto Pizarro (BMX) y Catriel Soto (mountain bike).
“La Unión Ciclista Internacional había notificado la última semana a la Unión Ciclista de la República Argentina (UCRA) que el dóping existió y desde ese momento Médici está suspendido”, explicó a Clarín Marcelo Lanzi, presidente de la FACPyR, sobre la información que se había indicado como “confidencial” en un comunicado de la UCRA emitido el 7 de junio.
“Médici hizo el pedido de la contraprueba y está en España esperando que lo citen, pero eso ya es extra federativo, su defensa corre por cuenta propia y él lo sabe perfectamente”, agregó. Así, el dirigente dejó en claro que no habrá una gestión oficial para revisar la prueba, a pesar del apoyo inicial que se le había dado al ciclista. “En esa instancia debíamos respaldar al deportista, pero con los resultados de la prueba, nuestra posición como federación es juzgarlo”, explicó Lanzi. El lunes, en Madrid, se realizaría la contraprueba.
El dóping de Médici, de 37 años, había sido señalado el 29 de mayo por el diario El Observador , de Uruguay. En el matutino se leía que en el test realizado al ciclista argentino en el país oriental durante la Ruta de las Américas, disputada entre el 21 y el 26 de febrero, se había encontrado EPO.
En aquel momento, Médici había denunciado que el control se había realizado fuera de los protocolos que exigía la UCI y que él lo había documentado. “Es algo que seguramente usará Matías en su defensa, pero no creo que haya habido irregularidades que afectaran el resultado de la prueba”, opinó Lanzi. Y se escudó: “Tenemos la tranquilidad de que como federación hacemos un seguimiento médico a los deportistas. Pero después cada uno sabe lo que hace”.

http://www.iberonat.com