miércoles, 20 de junio de 2012

Alerta por meningitis en Nueva York


La muerte de una estudiante de secundaria en Long Island por meningitis, el pasado sábado, ha desatado nuevamente la alarma en el estado de Nueva York.
Esta semana, las autoridades sanitarias estatales iniciaron un proceso para investigar cómo la jovencita de 17 años se contagió y tratar de frenar cualquier propagación de la enfermedad.
El fallecimiento de la menor identificada como Kimberly Coffey, quien llevaba varios días hospitalizada, se produjo el fin de semana en el pueblo de East Islip, en Long Island.
Ya los padres de los alumnos que atienden la misma escuela fueron informados y las autoridades del plantel alertadas para que tomen medidas y evitar una propagación de la enfermedad. Además, consejeros están dando consolación a los compañeros de clase de la estudiante muerta.
La paciente había sido ingresada la semana pasada en un hospital para combatir la infección que le fue diagnosticada el pasado 8 de junio. Sin embargo, el Departamento de Salud de Nueva York indicó que a pesar de que la jovencita fue tratada con antibióticos, no logró mejorar y falleció el sábado.
La meningitis es una enfermedad altamente contagiosa y puede transmitirse mediante la tos, el estornudo y los besos. La bacteria se incuba durante un período de 2 a 10 días.
Sin embargo, el comisionado de Salud del Condado de Suffolk, el doctor James Tomarken, dijo a los medios locales que los estudiantes no tienen nada que temer. "El tipo de contacto que otros estudiantes tienen, solo por estar sentado en el aula no los pone en riesgo".

Puede prevenirse con vacunas

Aunque la meningitis bacteriana puede causar mucha alerta, las probabilidades de contraerla son bajas. En cualquier caso, ya que se trata de una enfermedad muy seria, los doctores recomiendan que todos los adolescentes se vacunen contra la infección.
Muchas escuelas en el país, incluidas las de Nueva York, requieren que sus estudiantes estén vacunados contra la meningitis. Esto también se recomienda a las personas que viajan a países donde la bacteria es más común.
En el año 2003 se reportaron más de 450 casos de meningitis viral entre los residentes de la Ciudad de Nueva York.
Lavarse las manos muy bien es una de las principales formas de protegerse contra esta y otras infecciones.

http://www.iberonat.com