martes, 19 de junio de 2012

¿Cómo afecta la radiación de las plantas nucleares a los seres humanos?


En el caso de un reactor nuclear como el de Fukushima, la fuente u origen de la peligrosa radiación ionizante es el material localizado en el centro del reactor. Ese material se llama Uranio-235, el cual es el único elemento en la naturaleza que es capaz de sufrir fisión espontánea. Sin ánimo de confundir, fisión significa que el elemento uranio esta espontánea y constantemente “degradándose” en elementos químicos más pequeños llamados isótopos. Estos isótopos se llaman isótopos radiactivos porque son elementos que despiden mucha radiación ionizante.
Y para entender el problema por el que esta pasando el reactor de Fukushima, le digo que la fisión espontánea del Uranio-235 genera una enorme cantidad de calor (alrededor de 1.000 grados centígrados), calor que se usa para producir vapor de agua que mueve las turbinas que generan electricidad.
Esas increíblemente calientes barras de Uranio-235 están almacenadas en una enorme cápsula de acero que tiene paredes de 15 centímetros de grosor. Esa cápsula tiene que ser constantemente enfriada para que el calentamiento por la fisión del Uranio no llegue a los 2.400 grados centígrados y termine “fundiendo” no solo la cápsula de acero sino también todos los materiales alrededor y termine explotando como una minibomba atómica, lanzando enormes cantidades de material radiactivo al medio ambiente. El enfriamiento de la cápsula se hace haciendo circular agua de mar alrededor de la cápsula, agua que se trae desde el océano usando enormes bombas y tuberías.
El tsunami destruyó las bombas que traían agua de mar para el enfriamiento de la cápsula, la fisión del Uranio ha continuado imparable, la temperatura ha ido en aumento y ha llegado ya a 1.200 grados centígrados. Eso ha originado ya dos explosiones y algunos vapores calientes con isótopos radiactivos han salido al medio ambiente y han contaminado a 22 personas. Para evitar el sobrecalentamiento, y en un acto de desesperación, las autoridades japonesas han echado agua de mar directamente al interior de la cápsula y dicen que el asunto está bajo control, pero la amenaza de una “fundición” total del Uranio-235 y la subsiguiente gran explosión de la cápsula persisten.
Este es un buen gráfico de la planta nuclear, esta otra infografía explica lo sucedido.
PROBLEMAS SOBRE LA SALUD Y EL MEDIO AMBIENTE
Tal como la hemos descrito, los problemas de salud por la radiación de la planta nuclear de Fukushima tienen varios niveles, algunos ya se están produciendo y otros dependerán de si se produce o no el accidente o explosión nuclear.

Para los obreros que están trabajando en el enfriamiento de la cápsula, y están por lo tanto muy cerca del Uranio y sus isótopos, el peligro mas inminente es el calor extremo y la posibilidad de una aguda exposición a enormes cantidades de radiación. Ellos podrían morir quemados instantáneamente o en unas horas o días por lo que se llama el síndrome de exposición aguda a la radiación. En este síndrome, hay gravísimo daño a la piel, al aparato digestivo y a la médula ósea, la fábrica de la sangre.

http://www.iberonat.com