miércoles, 6 de junio de 2012

UN ESTUDIO DEMUESTRA QUE LA FRUCTOSA TE HACE ESTUPIDO

Un estudio en ratas de la UCLA, publicado en mayo en el Journal of Physiology, sugieren que una dieta que mantiene un alto nivel de fructosa para tan poco como seis semanas reduce el cerebro y obstaculiza la memoria y el aprendizaje."Nuestros hallazgos demuestran que lo que come afecta cómo usted piensa ", concluyó Fernando Gómez-Pinilla, profesor de neurocirugía en la Escuela de Medicina David Geffen de la UCLA."Comer una dieta rica en fructosa a largo plazo altera la capacidad de su cerebro para aprender y recordar información. Sin embargo, la adición de ácidos grasos omega-3 los ácidos grasos a las comidas puede ayudar a minimizar el daño."La fructosa se ​​encuentra comúnmente en la dieta occidental, en caña de azúcar y de alta fructosa de jarabe de maíz (fructosa).Según el Departamento de Agricultura de EE.UU., el estadounidense promedio consume alrededor de 47 kilos de caña de azúcar y 35 libras de jarabe de maíz alto en fructosa cada año.La preocupación principal del estudio fue en el consumo de jarabe de maíz alto en fructosa."Estamos menos preocupados por la fructosa natural de frutas, que también contienen importantes antioxidantes", explicó Gómez-Pinilla."Estamos más preocupados por la fructosa en el jarabe de maíz alto en fructosa, que se añade a los productos alimenticios manufacturados como edulcorante y conservante."El estudio también concluyó que una dieta rica en omega-3 ácidos grasos puede contrarrestar la interrupción.Gómez -Pinilla y coautor del estudio, Rahul Agrawal estudiaron dos grupos de ratas que recibieron una mezcla de fructosa como el agua potable durante seis semanas.Además de la fructosa, el segundo grupo de ratas recibió omega-3 los ácidos grasos en forma de ácido docosahexaenoico (DHA) y el aceite de linaza.Todas las ratas se las alimentó con una dieta estándar de la rata y capacitados en un laberinto dos veces al día durante cinco días antes de comenzar la dieta fructosa.Posteriormente, el equipo a prueba qué tan bien los dos grupos de ratas fueron capaces de navegar por el laberinto, que tenía una sola salida, pero numerosas aberturas.Puntos de referencia visuales se utiliza para ayudar a las ratas a aprender y recordar a su manera.Después de seis semanas, las ratas fueron probados por su capacidad de encontrar la salida a través del laberinto."El segundo grupo de ratas navegar el laberinto mucho más rápido que las ratas que no recibieron ácidos grasos omega-3 los ácidos grasos", concluyó Gómez-Pinilla."Los animales DHA-privadas eran más lentos, y sus cerebros mostraron una disminución en la actividad sináptica. Sus células del cerebro había problemas de señalización entre sí, lo que altera la capacidad de las ratas para pensar con claridad y recordar la ruta que había aprendido seis semanas antes."Antes de Los estudios han demostrado que la fructosa puede causar la diabetes, la obesidad y el hígado graso, pero este es el primer estudio que muestra cómo la fructosa puede influir en la actividad cerebral.
http://www.iberonat.com