lunes, 4 de junio de 2012

El antes y el despues de Fukushima


En el mediano plazo habrá una fuerte competencia entre consumo de petróleo y eficiencia energética, es decir, el desarrollo de nuevas tecnologías en el uso de energía en países de la OCDE mientras economías emergentes consumirán más hidrocarburos.

Las empresas de energía tienen como prospectiva el desarrollo de recursos no convencionales como el shale gas, las aguas profundas y el fin del petróleo barato; por otro lado, los países desarrollados deberán bajar su consumo con la eficiencia y energías renovables.
La Estrategia Nacional de Energía de México se ha movido de lado a lado. Por ejemplo, en 2010 buscaba la desaparición de la energía nuclear después cambió el criterio y, la propuesta de 2012 tiene una tendencia al revés. Incluso, en su presentación, el secretario de Energía, Jordy Herrera, enfatizó la construcción de una nueva central nuclear en Laguna Verde.
En el mejor de los casos, las perspectivas para el mercado internacional son que las fuentes de energía derivadas de hidrocarburos, petróleo y gas natural, tendrán vigencia de al menos 40 años y compartirán escena con la energía nuclear y las renovables derivadas del viento y el sol.
"Hay un antes y un después de Fukushima y poco se puede hacer al respecto", dice Roger Tissot, experto del sector.
Tissot dice que la perspectiva de los gobiernos latinoamericanos es diferente a la de los países desarrollados porque mientras los primeros requieren más hidrocarburos, Norteamérica busca usarlos menos e invierte en energías verdes.
México en ese sentido tiene cierto liderazgo porque está a la mitad, es un gran consumidor y productor de aceite pero hace cambios en su matriz energética que serán notables en 30 años, comentó.
En el caso de México, y el mercado de América del Norte, la demanda de energía crecerá porque una expansión de la economía pero la mezcla de la matriz energética considera opciones amigables con el ambiente, en ese sentido mientras el uso del petróleo crecerá 0.7% entre 2010 y 2040, el del gas natural lo hará en 1.6%, según The Outlook for Energy: A View to 2040, un documento de ExxonMobil.
El carbón decrecerá, en el lapso, 0.2% y la energía nuclear crecerá a 2.2%, cifra menor a la estimada el año pasado 2.7%, la razón es que el accidente de Fukushima, en Japón, cambió la perspectiva.
El documento prevé que el consumo de biomasa crecerá 0.3%, la energía solar, eólica y de biocombustibles lo hará 6%, y la hidroeléctrica y geotérmica crecerán 1.6% en los próximos 30 años.
Tissot explica que lo que se necesita tener claro es que la transición energética es un proceso de largo plazo, porque aún hay temas que deberán ser resueltos por gobiernos, empresas y consumidores.
Y dentro de este proceso hay que tomar en cuenta de las nuevas fuentes de energía como es el caso del gas no convencional, gas de esquisto o Shale gas que ahora tiene de cabeza a toda la industria gasera porque modificó los patrones de Norteamérica y del resto del continente.

Atlas de energías verdes

México pertenece desde 2009 a la International Renewable Energy Agency o IRENA que es la organización líder para el desarrollo de este tipo de energías en el mundo. Esta organización tiene un acuerdo con la International Energy Agency para analizar programas del sector y su impacto global.
Ambas organizaciones tienen registrados al menos 18 diferentes programas o instituciones que trabajan en temas de eficiencia energética, entre los más destacados están los siguientes:
El Programa de Entrenamiento para especialistas en ahorro de energía, los trabajos del sello FIDE, el Programa de Hipoteca Verde que desarrolla Fonacot, los planes nacionales de energía y planes de depreciación acelerada para inversiones con beneficios ambientales.
Actualmente IRENA puso en marcha un nuevo proyecto que consiste en el desarrollo de un Atlas Mundial de la Energía Solar y Eólica, que busca combinar y ampliar las bases de datos existentes en todo el mundo en relación al potencial eólico y solar.
Con este atlas se obtendrá la información necesaria para guiar las inversiones en energías renovables en cada uno de los países miembros, en ese sentido, las ventajas de México por su tasa de radiación solar, que es de las más altas del mundo, y el potencial de energía eólica que se puede desarrollar en el Istmo de Tehuantepec en Oaxaca o en La Rumorosa en Baja California le abren una gran oportunidad de inversión.
El atlas integrará la información para los países que deseen desarrollar sus recursos renovables y servirá para planificar y desarrollar políticas a nivel nacional, que permitan atraer inversores.
Entre los países participantes de este nuevo proyecto están España, Alemania, Francia, India, México, Australia, Noruega, Emiratos Árabes, Reino Unido, Estados Unidos y Sudáfrica.
El atlas tendrá información como mapas de satélites, mapas ya desarrollados por los países y con los conocimientos de sus centros de investigación.
La cooperación internacional también servirá para el desarrollo de la metodología y normativa necesaria para el desarrollo del atlas.
Cuando se haya completado se podrá acceder de forma libre a los mapas, donde se incluirán modelos detallados que permitirán evaluar el potencial técnico para el desarrollo de la energía eólica y solar en cada uno de los países participantes en este mapa.

Plan

Participantes y nichos de inversión:
⇒ Entre los países participantes del proyecto están España, Alemania, Francia, India, México, Australia, Noruega, Emiratos Árabes, Reino Unido, EU y Sudáfrica.
El atlas de energías verdes integrará información para que los países desarrollen recursos renovables y atraigan inversores en energías solar y eólica.

La opción renovable

Potencializan inversión:
⇒ Los países del G-20 representaron el 95% de la inversión total en renovables.
⇒ En el transcurso del año 2011 se instalaron unos 83 Gigawatts de energías limpias, de ese monto 28 GW son solares.
⇒ A nivel mundial hay instalados 565 GW de energías limpias en todo el mundo.
⇒ Hay 27% más energías limpias a nivel mundial.
⇒ Para el año 2012, las estimaciones apuntan a que China recupere el liderazgo mundial, debido a la nueva planificación de generación interna de energías renovables, donde, por ejemplo, la capacidad a instalar de energía solar en el 2020 se incrementó desde los 20 GW originales a los 50 GW.
⇒ La Estrategia Nacional de Energía de México se ha movido de lado a lado.
⇒ Por ejemplo, en 2010 buscaba la desaparición de la energía nuclear después cambió el criterio, y la propuesta de 2012 tiene una tendencia al revés.
⇒ En México y el mercado de América del Norte la demanda de energía crecerá por una expansión de la economía.

http://www.iberonat.com